Tag

curiosidades pelo

Browsing

Ya sea por sus implicaciones estéticas o por tratarse de uno de los indicadores de nuestro estado de salud, resulta casi imposible encontrar a alguien para quien el cabello no sea un motivo de preocupación. Desde una pérdida en exceso hasta su encanecimiento, los cambios que experimenta nuestro pelo son capaces de acaparar nuestra atención por las razones mencionadas. De ahí que, hasta la fecha, esta parte del cuerpo haya inspirado no pocas investigaciones, cálculos, datos y anécdotas de lo más llamativo, y de los que muchas personas aún no hay oído hablar.

Por esta razón, hoy queremos acercarte algunas de estas 8 curiosidades, que te permitirán descubrir aspectos acerca del pelo que, seguramente, ni te planteabas. ¿Preparado?

 

1) El cabello posee una composición química muy variada

Aunque es probable que hayas escuchado alguna vez cuáles son los componentes básicos del cabello —sales minerales (70%), proteínas (28%) y lípidos (2%)— los elementos químicos que lo conforman son más variados. Así, en cada pelo, encontramos carbono (44%), oxígeno (30%), nitrógeno (15%), hidrógeno (6%) y azufre (5%). Como dato sorprendente, conviene resaltar que los cabellos oscuros poseen una proporción de carbono algo mayor que cuando éstos son rubios o pelirrojos.

 

2) Las personas rubias son las que tienen una mayor densidad capilar

Quienes presentan esta tonalidad de pelo cuentan con una media de 150.000 cabellos. La cifra baja hasta los 110.000 en el caso de quienes tienen el pelo castaño, y a los 100.000 cuando éste es negro. La lista la cierran los pelirrojos, con 90.000 unidades, si bien su cabello es el más resistente. Sea como fuere, los rubios son los que poseen el pelo más fino. Todo lo contrario de lo que ocurre con que quienes lucen una melena negra, ya que este tipo de cabello es el más grueso.

 

3) …y las que más ganan

Por lo menos, así lo asegura un estudio elaborado por la Universidad de Queensland (en Brisbane, Australia), del que se desprende que los rubios perciben un 7% más de ingresos que el resto. Y eso no es todo: según la lista Forbes, el 41% de las 100 mujeres más poderosas del mundo tiene el pelo rubio; el 34%, negro; el 16%, castaño; el 8%, cano, y el 1% restante, pelirrojo.

 

4) Los hombres con barba transmiten más confianza

De acuerdo con un estudio publicado en Journal of Marketing and Communication, los consumidores se fían más en los hombres que tienen pelo en la cara que en aquellos que se afeitan.

 

5) El pelo crece entre 0,2 y 0,5 mm al día, y en torno a 1 cm al mes

Eso sí: cuando el cabello alcanza una cierta longitud, lo normal es que se parta o se caiga. No obstante, hay casos verdaderamente insólitos. Uno de los más remarcables es el de la china Xie Qiuping, quien, según el Guinness de los Récords, en el 2004 era dueña de una cabellera de 5,63 m de longitud, lo que equivale a cuatro veces la altura de una persona adulta. No obstante, el mismo libro afirma que la marca absoluta está en manos de un vietnamita ya fallecido: Tran Van Hay, quien alcanzó los 6,8 m tras 54 años sin cortarse el pelo. Casi nada, ¿verdad?

 

6) El crecimiento del cabello se produce mientras dormimos

Esto es así porque es durante el sueño cuando se regeneran numerosas células del organismo. He aquí un motivo más por lo que vale la pena procurarnos un descanso reparador. Otro dato significativo: este proceso está regulado por más de 150 genes.

 

7) Ellas se tiñen más (pero se lavan menos el pelo)

Según una encuesta reciente, mientras que 1 de cada 3 mujeres utiliza algún producto de coloración para el cabello con frecuencia, este porcentaje se reduce hasta el 10% en el caso de los hombres. Actualmente, se calcula que tres cuartas partes de la población ha recurrido a este tratamiento alguna vez, proporción que, en la década de 1950, no pasaba del 5%. Por otro lado, conviene destacar que ellos utilizan mucho más el champú: así, el 56% de los varones de 24 a 34 años se lava el pelo todos los días, pero sólo el 30% de las féminas tiene este mismo hábito.

 

8) Cada cabello vive entre 2 y 5 años

Trascurrido este lapso, el pelo deja de crecer y se mantiene en la cabeza durante algunos meses, hasta caer y dejar espacio a nuevos cabellos. Aunque este dato puede variar en función de la época del año, de las condiciones climáticas y de los hábitos nutricionales y de higiene de cada persona, lo normal es perder entre 50 y 100 cabellos al día.