Cada año, con la llegada del frío, los dermatólogos empiezan a recibir visitas de personas preocupadas por una pérdida de pelo más abundante de lo habitual. Se trata, como probablemente intuyes, de la temida caída estacional del cabello. Conocida también como efluvio telógeno, este fenómeno suele dar comienzo en otoño y acostumbra a extenderse durante unos cuantos meses. A pesar de que los expertos no se ponen de acuerdo a la hora de definir cuáles son los factores que la provocan, algunos especialistas señalan que los cambios ambientales podrían alterar las fases de crecimiento del cabello. En un intento de que conozcas un poco mejor esta problemática, en nuestro artículo de hoy analizaremos sus posibles causas. Además, también te ofrecemos algunos consejos para que puedas cuidar de tu cabello en invierno y protegerlo de las agresiones externas en estos meses. ¿Por qué se cae el cabello con el frío?…